Sociedad

Agrupaciones Piqueteras y un Proyecto Económico y Social

En Un Antiguo Predio De Bunge & Born Y Con Un PrÉstamo Oficial De 16 Millones. El día que los piqueteros más duros cortaron la avenida 9 de Julio para demandar ante una dependencia del gobierno bonaerense por un abandono se inició una narración impensada: los genuinos desocupados construyen, un año y medio posteriormente, su propio barrio en plena Capital, con un crédito de 16 millones de pesos, a finiquitar en 30 años, atribuido por el gobierno porteño.

 

La sensacional manual ya está en marcha. El Movimiento Territorial de Liberación (Mtl) compró un predio de dos manzanas en Parque Patricios, donde había una antigua industria de la firma Bunge & Born, formó una cooperativa que funciona como una compañía edificante y puso a proceder a 250 piqueteros en un complejo de 326 viviendas, que albergará a hacia 2000 habitantes. Los obreros –dejaron de tomar el Plan Jefes y Jefas de Hogar Desocupados– perciben salarios de entre 600 y 900 pesos, con grava social y aportes jubilatorios.

 

Los piqueteros que ocuparán las viviendas tienen 30 años para compensar la guita prestada, en suscripciones mensuales de 166 pesos, al Instituto de la Vivenda (Ivc) de la población de Buenos Aires, que da créditos hipotecarios a sectores de bajos expedientes. En el grande arduo se levantan 11 inmuebles de luminosos departamentos de uno, dos y tres cuartos. También habrá diez locales comerciales que los legales piqueteros explotarán y aun habrá lugar para un contenido verde: una placita. Aunque jamás se dio a publicidad, el rector de gobierno bonaerense, Aníbal Ibarra, ahora recorrió los 18.000 metros cuadrados que ocupa el terreno.

 

El ambicioso esquema incluye la primicia del recorrido de la carretera José C. Paz, cercado hace años. La tramitación del crédito demoró un año: durante todo 2003, los dirigentes del Mtl presentaron variados proyectos incluso que el gobierno bonaerense les concedió el préstamo que les permitió apoderarse en 1.400.000 pesos (según informaron los piqueteros) el predio de la industria despreocupada, situado en Monteagudo 597.

 

La construcción comenzó el 29 de abril del año pasado y tiene fecha de finalización para julio de 2006. El proyecto tiene un bosquejo moderno e innovador. Para eso, los piqueteros contaron nada a excepción de que con el labor de Pfeifer-zurdo Arquitectos, el despacho que participó en la arquitectura del Patio Bullrich y del Parque y el Tren de la Costa, entre otras iniciativas. Trabajó gratis durante un año en el arduo de los libres. “Es una villa arrinconada que hay que integrar.

 

Lo bueno de este proyecto es que una energía de exigencia se convierte en una fuerza de organización”, dijo a La Nación el presidente del Ivc, Ernesto Selzer. La meditación de engrandecer un difícil de residencias para piqueteros provocó odio entre algunos vecinos de Parque Patricios, que incluso llegaron a preparar agrupaciones para evitar la obra. El auténtico Selzer recuerda que hubo personas alarmadas que manifestaban su recelo de que las propiedades se desvalorizan y que todo se convirtiera en “una gran villa”. Carlos Chile, representante del Mtl, explica: “No queremos que esto sea un gueto”. Prefiere calificar el proyecto como “un laboratorio social”. El millonario crédito de adjudicación por mes, según el encumbramiento de la influencia, que es supervisada por los interventores de la ciudad. “No somos un banco y no necesitamos las garantías de un banco; defendemos la guita del Estado para un propósito social”, enfatizó Selzer.

 

El préstamo que obtuvieron los piqueteros duros es el más grande y caro del Programa de Autogestión para la Vivienda del Ivc. Hay aún en emigración otras ocho farsas de pequeño trascendencia. “Yo no le averiguo al que se sienta delante mío si es del Mtl, del Pj, católico o judío; nuestro único objetivo es resolver un problema de vivienda”, señala Selzer.

 

Para suministrar su certificación, el funcionario reveló que hay negociaciones en marcha para asignar préstamos similares al que obtuvieron los piqueteros para personal de vitalidades de certeza, como la Policía Federal, la Gendarmería y la Prefectura, con problemas para obtener a una propiedad. Para cobrar esta ayuda, la justicia porteña propone una serie de requisitos: comentar un borrador económicamente posible, ajustado al Código Urbano y aprobado por la Dirección General de Obras y Catastro, y fomentado por un equipo interdisciplinario de laborales (abogados, registradores, sociólogos, arquitectos, ingenieros).

 

Requisitos y cuidados El valimiento hipotecario incluye los pagos de los laborales, el valor del terreno que se consumición y el costo de la obra. Tras la aprobación, sigue la recorrida de las audiencias, en la que los beneficiarios del anticipo debe acontecer, con periodicidad, un informe de la obra, otro contable y un tercero de índole social (los piqueteros, por ejemplo, asisten a talleres de convivencia). La vivencia en Parque Patricios no tiene preliminar.

 

El único antecedente de complejos de residencias construidos por piqueteros se remonta a las obras de la Federación de Tierra y Vivienda (Ftv), que dirige Luis D´elia, un domesticado kirchnerista. Pero esas construcciones se emplazan en La Matanza, lejos del Obelisco. El Mtl es una de las aglomeraciones más radicalizadas: pertenece al Bloque Piquetero Nacional, protagonista de innumerables marchas contra el gobierno de Néstor Kirchner. Lo siguen vacantes de las quintas de la zona sur de la Capital y del conurbano. Esta iniciativa piquetera podría abrir un afluencia de envíos. Consultado por La Nación, Selzer fue claro: “Si no vienen con belicosidad, todos son bienvenidos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *